Nicas en el mercado APP

2
Mar

Nicas en el mercado APP

“Pero ya hay quienes tienen muchos pasos adelantes, como Slick Developers, de Sheila Argüello Slick, quien ya ha desarrollado alrededor de 11 aplicaciones propias y otras más a pedido por grandes empresas nacionales.”

NicasLaPrensa2

Un ejercicio para sus alumnos y la aparición en ese momento de las tarjetas electrónicas en el transporte colectivo de Managua, llevaron al profesor Otón Castillo Navas a idear y crear una aplicación móvil que ya alcanza más de 18,000 descargas y ha sido etiquetada como “destacada” por el administrador Google Play, la plataforma de Google para distribuir y vender miles de aplicaciones para el sistema operativo Android. El profesor Castillo Navas bautizó su aplicación con el nombre de “Tu Saldo TUC” y básicamente sirve para que los miles de usuarios del Transporte Urbano Colectivo (TUC), de Managua, puedan consultar fácilmente su saldo en las tarjetas electrónicas. Pero el caso de esta aplicación y el de Castillo no es único en el país. Ya son varios los jóvenes nicaragüenses los que dan sus primeros pasos en el desarrollo de aplicaciones, que ahora son todo un gran mercado global. Todo el que posea un teléfono inteligente o smarthphone reconoce una aplicación. Una aplicación es la que se utiliza para entrar al perfil de Facebook o incluso a la alarma para despertarte a tiempo. También son juegos o la herramienta que convierte el flash de tu celular en una lámpara. Pero ¿sabemos qué es en realidad una aplicación móvil? El uso de las mismas está en expansión aun hoy en día, pues esta depende del ingenio de quienes la desarrollen. Pues así como se han creado educativas, se han hecho otras para el puro ocio. Pero sea cual sea su razón de ser, son distribuidas en plataformas, siendo la iOS la pionera, aunque con gran competencia por parte de Android y Windows phone, explica Jimmy Sáenz, desarrollador nicaragüense. No existe un registro preciso de cuál fue la primera aplicación que salió al mercado como tal, pero sí de la primera plataforma que comenzó con su distribución, iOS de Apple, que ahora cuenta con más de 600 millones de usuarios; a esta le siguió Android, que suma más de 900 millones, y Windows phone, la más reciente, que supera los 12 millones. Según la empresa de estudios de mercado Juniper Research, se espera que en 2015 se llegue a más de 25,000 millones de descargas de aplicaciones, lo que demuestra un crecimiento rápido de las mismas, como lo fueron en su momento los sitios web. LAS MÁS DESCARGADAS Aquí las aplicaciones más descargadas de la historia de una de las plataformas más importante, Android. Entre 500 y 1,000 millones GmailYouTubeGoogle Play ServiceMapsFacebook Entre 100 y 500 millones GO Launcher EXTwitterViberFacebook MessengerVoice SearchGoogle Play BooksSubway SurfersGoogle Play MusicTiny Flashlight + LEDPandoraWhatsApp MessengerSkypeFruit Ninja FreeDropboxAdobe ReaderAngry BirdsTalking Tom Cat 2 FreeStreet View on Google MapsGoogle+Hangouts (reemplazo de Talk)Google SearchChrome BrowserGoogle Play Movies & TVLINE Entre 50 y 100 millones GO SMS ProKakaoTalk: Free Calls & TextGoogle TranslateTemple RunSoundHoundTango Video, Voice & TextYahoo! MailBrightest Flashlight Free ®Advanced Task KillerGO Locker Desarrolladores nicas En los pasillos de la Universidad Americana (UCA) se encontraban Christian Torres, Jonathan Chavarría y Rubén Saavedra, los tres estudiantes de Ingeniería en Sistemas. Estos muchachos están en el proceso de fundación de Clov3rs Labs, la que esperan se convierta en una empresa de desarrollo de aplicaciones móviles. Ya han hecho tres a pedido y lanzaron una por iniciativa propia: Operador Móvil. Esta aplicación tiene una función sencilla: identificar la compañía de telefonía móvil a la que pertenece un determinado número. Pero ya hay quienes tienen muchos pasos adelantes, como Slick Developers, de Sheila Argüello Slick, quien ya ha desarrollado alrededor de 11 aplicaciones propias y otras más a pedido por grandes empresas nacionales. A diferencia de los muchachos de Clov3rs Labs, Argüello Slick no es una ingeniera en sistema, es una licenciada en mercadotecnia graduada de la Universidad de Florida, Estados Unidos, pero se vio conquistada por este mundo tecnológico, aprendió el proceso de creación y ahora está inmersa en realidad virtual. Las aplicaciones hechas en Nicaragua y por nicaragüenses fácilmente superan el centenar, aunque no existe una contabilización oficial. Las ideas de los desarrolladores nacionales nacen para cubrir una necesidad básica, crear una herramienta educativa y hasta una versión mejorada o con atributos específicos para los usuarios nacionales. Pero no todos apuntan al mercado local, que aún está en pañales, Jimmy Sáenz por ejemplo creó una aplicación que ha tenido mayor número de descargas de usuarios de Estados Unidos, México y Alemania. Soulmate es la aplicación gratuita de la plataforma Windows phone, disponible en inglés y español, que creó Sáenz. Este joven profesional, de 23 años, planea lanzarla nuevamente en una versión “premium” de paga, motivado por las más de 13,000 descargas con las que ya cuenta. Un negocio Como un simple ejercicio, a José Cárcamo, un joven de 22 años de Chinandega, se le ocurrió hacer una aplicación del juego “El Ahorcado” y lo hizo en una versión de paga, es decir, que se debe pagar para poder descargarlo en un dispositivo móvil. Un par de meses después, este muchacho tenía una notificación de que era acreedor de una ganancia en dólares por la descarga de su aplicación, la que supera el salario mínimo de un nicaragüense. El ejercicio sí que lo motivó. Más allá de ser herramientas indispensables para el funcionamiento del celular inteligente, las aplicaciones se han convertido en un mercado creciente. La publicidad que acompañan a las aplicaciones gratuitas y los servicios que se ofrecen en estas, el pago que se debe hacer para descargar aplicaciones no gratuitas, el desarrollo a pedido de empresas y ahora la venta de las mismas a otra compañía, son las formas de hacer dinero con las aplicaciones. Facebook ha sido el gran comprador en los últimos años. Dio el primer gran paso al adquirir Instagram, utilizada para compartir fotos y vídeos en línea, a un costo de 1,000 millones de dólares y recientemente pagó 19,000 millones por WhatsApp, de mensajería gratuita. Pero dejando a un lado estos casos especiales, el desarrollo de aplicaciones por sí mismas genera multimillonarias ganancias. Según un reportaje de la revista Forbes , en el último año Android ha pagado 900 millones de dólares a sus desarrolladores, iOS 5,000 y Windows phone 100 mil. Y es a este extenso y prometedor mercado al que se están aventurando algunos nicaragüenses. Sheila Argüello Slick decidió crear un equipo y participar en un concurso organizado por la NASA (agencia espacial de los Estados Unidos), llamado SpaceApps Challenge International 2013, en el que obtuvo una mención honorífica en la categoría Más Inspirador, por una aplicación que hace un enlace con la Estación Espacial Internacional. Este reconocimiento abrió los ojos de esta nicaragüense, que creó Slick Developers, una empresa que ha creado más de 11 aplicaciones, unas gratuitas y otras de paga, para la plataforma iOS. De igual manera, ya han desarrollado otras a pedido de grandes empresas nacionales. “Por una aplicación básica, que no tenga tantos atributos, lo menos que se puede cobrar son 1,000 dólares”, explica Christian Torres, otro desarrollador nicaragüense. Ver en la versión impresa las paginas: 4 ,5 ,6 ,7

Ver contenido original de esta noticia en La Prensa

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *